domingo, 20 de mayo de 2012

Parque geotermal Wai-O-Tapu, imperdible!


La ciudad de Rotorúa  se encuentra a pocas horas de Auckland, viajando hacia el sur.Y muy cerca, a sólo 20 minutos, siguiendo hacia el sur llegarán al Parque Termal Wai-O-Tapu, un lugar especial que no pueden dejar de conocer. En lengua maorí, de los antiguos habitantes de Nueva Zelanda, su nombre significa Aguas Sagradas.
La actividad volcánica de este lugar comenzó hace 160.000 años y se localiza a orillas de la depresión o caldera mayor de la activa Zona Volcánica de Taupo. Sus arroyos corren en dirección al río Waikato, desembocando en el Mar de Tasmania.

El Departamento de Conservación  administra el área más grande de actividad geo e hidrotermal en la Zona Volcánica deTaupo incluyendo la Reserva Escénica y este parque . Contiene18 kilómetros cuadrados limitando al norte con el cono volcánico llamado Monte Arcoiris o Maungakakaramea (Rainbow Mountain). Esta zona contiene  gran cantidad de lagunas con agua o barro hirviendo, cráteres, fumarolas y conos volcánicos colapsados. 

Géiseres, fumarolas y gases volcánicos vierten gran cantidad de minerales en las aguas y es por esta razón que no hay peces en las mismas. Por ser una reserva se cuida celosamente la flora, fauna y formaciones geológicas del lugar por lo que se recomienda a los turistas no salirse de los senderos y por sobre todo, no fumar, ya que el Manuka, arbusto muy común en el lugar, es extremadamente inflamable, como así también algunos gases y minerales en la zona.

En el subsuelo hay sistemas de agua, calentada por el magma de antiguas erupciones. Se han llegado a medir temperaturas de hasta 300* C. Esta agua hirviendo absorve el mineral de las rocas al pasar, llevándolo a la superficie en forma de vapor. A esto se debe el casi constante olor a huevo podrido asociado con el olor a azufre y otros minerales.

En los arroyos y lagunas del lugar se ven diferentes y vivos colores y esto se debe a la presencia de minerales como diferentes tipos de azufres (verde, amarillo, rosa), sales ferrosas (verde), antimonio (naranja), púrpura (óxido de manganesio), silica (blanco), óxido de hierro (rojo, marrón) y carbón (negro) entre otros.

El camino para llegar esta bien señalizado y hay un amplio estacionamiento incluyendo lugares reservados para vehículos para discapacitados. No hay que hacer reserva a menos que se visite con un grupo grande pero para familias por ejemplo, no hace falta. La entrada cuesta NZD $32,50 para adultos,  NZD $11,00  para niños de 5 y hasta 15 años, NZD $80,00 para el grupo familiar (2 adultos y hasta 3 menores)  y menores de 5 años gratis.

Recomiendo llegar a la mañana, antes de las 10:15 am ya que esa hora se hace una demostración de un géyser a sólos 3 minutos de la entrada, pero se debe ir en auto, estacionarlo y caminar 2 minutos. Se llama Lady Knox Geyser y un guía del lugar lo induce introduciendo una especie de jabón en polvo ecológico a las  10:15 am todos los días para hacer que el agua hirviendo se eleve hasta 20 metros en el aire para deleite de los visitantes.

Para disfrutar de este lugar les recomiendo ir preparado según las condiciones del tiempo y la estación del año. En verano el sol es muy fuerte por lo que se recomienda llevar sombrero, protector solar, cantimplora o algo para beber y calzado cerrado, no ojotas o sandalias abiertas. En invierno es recomendable llevar ropa de abrigo y algo impermeable debido a que llueve a menudo.


El Centro de Visitantes en la entrada es muy completo. Cuenta con excelentes baños (también para discapacitados y cambiadores para bebés), cafetería, tienda de recuerdos, sala de primeros auxilios, teléfono, mesas para picnics y casilleros con llave para dejar mochilas o cosas de valor ($2).

Les recomiendo usar los baños de la entrada ya que no hay otros en el parque, al igual que asegurarse que sus cámaras estén con sus baterías cargadas o con espacio en sus tarjetas de memoria ya que el parque ofrece muchas posibilidades para sacar fotos.

Si bien no hay guías en español para que les muestren el parque, en la entrada les darán un mapa muy completo en español para que no se pierdan de nada. También hay folletería en alemán, francés, italiano, holandés, japonés, chino y coreano, por si les hace falta...


Se pueden elegir diferentes circuitos, el No 1 es de 1.5 km y lleva alrededor de 30 minutos completarlo. En  el miso se puede ver el Weather Pool (Pileta del tiempo) cuyas aguas cambian de color de acuerdo a las condiciones del tiempo, tomando desde un color gris oscuro hasta azul.

A continuación se encuentra el Devil's Home (Hogar del Diablo) que no es nada más y nada menos que un cráter colapsado donde se ven diferentes tonalidades de colores amarillos y verdosos en sus paredes debido a los vapores emanados. Después se ve el Rainbow Crater (Arcoiris) con varias fumarolas y el Thunder Crater (Trueno) con agua hirviendo en el fondo.


Las Devil's Ink Pots (Los tinteros del Diablo) son un serie de piletas de barro y su color se debe a la presencia de grafito y petróleo crudo. A continuación se aprecia la Artist's Palette (La paleta del artista) que como se imaginarán muestra diversos colores que varían de acuerdo al nivel del agua y a las condiciones del tiempo.


Desde la Opal Pool (Pileta de Opalo) de aguas amarillo-verdosas se ven terrazas con diversos colores. Siguiendo el sendero se puede apreciar The Primrose Terrace (La terraza de las Prímulas) que es la terraza más grande del país desde la destrucción de las terrazas Pink y White por la erupción del volcán Tarawera. Las mismas se han formado en los últimos 700 años y cubren un área de 1.5 hectáreas. Allí se encuentra también el Geyser Jean Batten que ha estado bastante calmo en los últimos años.


Ya emprendiendo el regreso se ve la Champagne Pool, la pileta más grande del distrito con 65 metros de diámetro, 62 mts. de profundidad y una temperatura de 74 grados. Esta pileta se formó hace 700 años por una erupción hidrotermal. Sus aguas contienen oro, plata, mercurio, azufre, arsénico, antimonio, entre otros.



A continuación está el Inferno Crater donde se puede ver en el fondo los borbotones de barro hirviendo. En el Bird's Nest Crater (Crater del nido de pájaros) se pueden ver como algunas golondrinas y otras aves anidan en sus paredes para que el calor del cráter ayude a incubar sus huevos.

Y para finalizar la caminata Nº 1 se verá la Sulphur Cave y el Devil's Bath (Baño del Diablo) con aguas de diferentes colores predominando los amarillos verdosos en sus distintas tonalidades.

La caminata Nº 2 es una continuación de la Nº 1 con un recorrido de 2 km que se recorre en unos 40 minutos. En este sendero se ve todo lo de la caminata Nº 1 y se llega al Panoramic View (punto panorámico) para poder ver el bosque Kaingaroa Forest, el bosque de árboles plantados por el hombre más grande del hemisferio sur, la planta geotermal Ohaaki al fondo, las aguas verdes del lago Ngakoro (abuelo) y el lago Whangi-o-terangi que en lengua maorí significa Color del Cielo, ya que sus aguas son de color azul debido a minerales en suspensión. También se ve la Bridal Veil Falls (Cascada Velo de Novia) con diferentes tonalidades.




La caminata Nº 3 incluye la Nº 1 y la Nº 2, con un recorrido de 3 km en total que se caminan en aproximadamente 75 minutos. En su recorrido se pasa por el Wai-o-Tapu Geyser que puede lanzar sus aguas hasta unos 3 mts. de altura en un ciclo que va desde las 2 a las 36 horas. Se continúa por el Alum Cliffs y el Fryin Pan Flat (Llanos de la Sartén) otro cráter con aguas termales a gran temperatura y fumarolas, al igual que la Oyster Pool (Pileta de la Ostra) y la Sulphur Cave (Cueva del Azufre).


Luego se llegará la cascada del Lago Ngakoro, un hermoso lugar, desde donde se ven las verdes aguas de este lago que se formó por una erupción más de 700 años atrás. El sendero pasa por el bosque nativo donde se destaca un gran ejemplar de Kanuka (Kunzea Ericodes), árbol autóctono de Nueva Zelanda. Y por último, verán los Sulphur Mounds (Montículos de Azufre) similares a hormigueros de azufre.

Para hacer este última caminata tengan en cuenta que hay varias escalinatas, subidas y bajadas, para las cuales no hay que estar en perfecto estado físico, pero es un poquito demandante y no lo recomendaría para familias con niños pequeños, a menos que los sacrificados padres estén dispuestos a cargarlos o que lo tomen con calma y hagan todo el ciruito con tranquilidad, en un par de horas con varios descansos en el trayecto.

La visita a este parque es una gran experiencia en la cual quedarán maravillados con las fumarolas, géyseres y colores del agua por lo tanto se los recomiendo sin temor a decepcionarlos, que lo disfruten.

Traducido por: 24/7 TranslatioNZ





www.247translationz.com
247translationz@gmail.com
021 022 32027

No hay comentarios:

Publicar un comentario